Pentágono
Dibujo realizado por Bob Lazar para describir la nave en la que trabajó.

Pentágono

Bob Lazar estudió física y fue contratado por el gobierno estadounidense para trabajar en un proyecto confidencial. Desde muy pequeño, Lazar hacía experimentos de química y se encontraba fascinado por la física de los cohetes. Él mismo instalaba propulsores en su bicicleta y construía proyectiles en su casa.

En la década de los 80s, Bob Lazar comenzó a trabajar para el gobierno en un complejo laboratorio llamado el ‘S4’, a muy poca distancia del Área 51. Allí, Lazar aseguró que trabajaba manipulando tecnología alienígena. Según las descripciones que hacía, el gobierno había recuperado naves espaciales que no habían sido construidas aquí en la Tierra. El trabajo de Lazar se limitaba a analizar reactores que eran capaces de crear sus propios campos gravitacionales. “Los humanos ni siquiera sabemos qué es la gravedad, sólo sabemos que existe”, explicó Lazar.

El gobierno estadounidense hizo todo lo posible por hacer quedar en ridículo a Bob Lazar. Sin embargo, el paso del tiempo comenzó a darle la razón. Hace dos semanas el Pentágono confirmó que el gobierno tiene en su poder tecnología que han recuperado y que no ha sido construida aquí en la Tierra. Según las historias de Bob Lazar, las naves espaciales que posee el gobierno son varias y funcionan. Él mismo describe haber visto pruebas hechas con estas naves, es decir que las vio en funcionamiento.

Los testimonios de Lazar pueden ser vistos en YouTube o en el documental de Netflix que lleva su nombre. La evidencia material de que existen civilizaciones alienígenas inteligentes no es un dato menor para la humanidad. Este conocimiento eleva muchas preguntas de gran relevancia para el  planeta. El Pentágono, por su parte, ha asegurado que comenzará a revelar la información que se ha ocultado durante todos estos años. Según Bob Lazar, cuando él llegó a trabajar al S4, los artefactos ya habían estado allí por años.

Continúe leyendo:

A los 47 años de edad, fallece Malik B.
La vacuna parece ser la única salida.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here